Discernimiento

El método formativo que adoptamos se inspira en el pensamiento y a la acción pedagógica de nuestro Padre Fundador, el Beato Tomás Reggio, en su espiritualidad, en su estilo de vida y de apostolado. La formación que él quiso para sus hijas es “vida que se transmite con la vida” por esto su testimonio prevalece sobre las palabras e incide profundamente en los corazones. El acompañamiento personalizado ofrecido a cada joven por la formadora, la ayuda a crecer en un conocimiento real y profundo de sí misma y de la persona de Jesús, en una especial relación de amor “coloreada” por el carisma.

Como fundamento de todo el arco formativo adoptamos el criterio base de la “integración” esto significa extender la atención y el cuidado a cada ámbito de la persona en todas sus dimensiones, humana, psicológica, espiritual, armonizándolas según el modelo de Jesús, Señor de nuestra vida. Esta formación empeña todo el arco de la vida y se articula en distintas etapas:

Durante el periodo del pre-postulantado la joven descubre de ser misteriosamente llamada por Dios, a realizarse entre las religiosas de Santa Marta, en el periodo del postulantado, la joven madura su decisión, y refuerza las motivaciones de su elección según el carisma de Santa Marta, ella comienza a introducirse y a comprometerse con gestos concretos que le vienen del diario vivir en comunidad, el ejemplo de Santa Marta conduce a la novicia a descubrir la potencia de la fe que hace alegre el servicio realizado con humildad y simplicidad de corazón, experiencia que impulsa a donarse por entero a Jesús.

¿Quieres conocernos más?
Intenciones de Oración